viernes, 13 de junio de 2008

VIERNES 13

La mala suerte siempre fue en martes y trece,
aquí es diferente y la han cambiado al viernes.
Ya no hay remedio, nos quieren quitar de en medio
y no podre escapar de Crystal Lake.


Hoy toca cine con denuncia social, ese cine que quiere alertarnos de los males que sacuden a esta civilización enferma y agitar nuestras conciencias. Viernes 13 trata sobre algo tan de sobra conocido por cualquiera que tenga televisión y le haya echado un vistazo a la programación matutina un día entre semana: El bullying o maltrato escolar. Los críos son malos de cojones y muchas veces no tienen ni una idea buena. No llevar unas zapatillas de marca, las buenas o malas notas, la altura.cualquier cosa puede ser utilizada por esos diablillos para convertir la vida de sus compañeros en un infierno, aunque algunas veces el tiro puede salir por la culata.
Todo comenzó cuando la Sra. Voorhes sin duda harta de tenerlo por casa torturando a animalillos, decide enviar a su deforme hijo Jason al campamento del Lago Cristal. Nada mejor que un verano alejado de la ciudad en compañía de otros rapaces de su edad para que el pequeño monstruito se desfogue y aprenda a valorar esos pequeños lujos como el tener un supermercado a la vuelta de la esquina. ¿Quien iba a pensar que aquello iba a terminar en tragedia? Los niños reciben a Jason con los brazos abiertos, el tarugo deforme se convierte desde el principio en el objeto de las bromas de todos. Los monitores que debían velar por la seguridad de los chicuelos están muy ocupados drojanose y fornicando, Al final pasa lo que tenia que pasar, unas inocentes ahogadillas mandan a Jason al otro barrio y el campamento queda clausurado sin que los culpables lo paguen. ¿Otro triunfo de la violencia escolar? Esta vez no
Años después la tragedia parece olvidada hasta el punto de que los propietarios deciden reabrir el campamento. Jason solo es un recuerdo y un nuevo grupo de monitores se trasladan para limpiar y acondicionarlo todo antes de la llegada de los niños. Mejor les habría ido si se hubiesen quedado en casa o por lo menos si no hubiesen ignorado las advertencias del loco del pueblo. Lo que comienza con risas y bromas va degenerando en una masacre, los monitores empiezan a desaparecer uno a uno, hay algo maligno en el Lago Cristal, algo que quiere venganza.
Viernes 13 es más que una película de terror, es ya un mito del terror adolescente y la mascara de hockey de Jason un autentico icono capaz de provocar las más espantosas pesadillas. Una saga de 10 películas más el crossover con Pesadilla en Elm Street y un remake de la primera para el 2009. Un clásico que nunca pasará de moda.

4 comentarios:

★..Fanny..★ dijo...

Ps la verdad la verdad yo no tuve un viernes de mala suerte. Si, fue un viernes ultra ocupado, pero dentro de lo que cabe, siempre fui feliz jaja

Virgil dijo...

Yo no soy muy creyente de ese mito. No me afecta ni el martes 13 ni el viernes 13. Pobres criaturas humanas supersticiosas jaja.
Hacia mucho tiempo que no firmaba.
Ya no saben como currar en el cine, con la remake del primer hulk se nota que empezaron el descenso.
La industria de los juegos les esta haciendo la cola.
Quiero que se estre dark knight de una vez. Ojala q el joker lo haga bosta a batman muejeje.

Dorodevil dijo...

Por qué nunca comentas peliculas bonitas y edificantes como Sonrisas y lagrimas, El abuelo tiene un plan o El cipote de archidona???

Sr. Bateman dijo...

Dorodevil, que agradable verlo de nuevo por estos lares.
Más edificante que viernes 13 que enseña a los niños que no deben maltratar ni asesinar a otros infantes y a los monitores de campamento que no deben descuidar a los rapaces a su cargo no se me ocurre ninguna película. Cine educativo del bueno, este blog si lo piensas bien cumple una labor social. Que me subvencionen YA!!!!