miércoles, 6 de agosto de 2008

JEFFREY DAHMER

Hoy toca vidas ejemplares asi que voy a escribir un poco sobre Jeffrey Dahmer el carnicero de Milwaukee.
Antes de ser mundialmente conocido por su afición al homicidio sangriento, Jeffrey Dahmer fue un niño taciturno que se crio en Bath, un elegante suburbio a las afueras de akrom (Ohio) donde se entretenía torturando animalitos e insectos con su juego de química. Sus padres le prestaban poca atención y los vecinos creian que con la adolescencia empezaría a pensar en chicas y a olvidarse de las vivisecciones. Se equivocaron en ambos casos.
Jeffrey se fue haciendo mayor y entro en el instituto. Era famoso entre sus compañeros por ser el chico que bebía whisky en clase y sentía fascinación por los animales muertos (los de verdad, no la excelente y desaparecida banda de punk zaragozana). Como siempre hay un roto para un descosido, Bridget Gaiger, una compañera de clase que andaba loca por pillar cacho acepto ser la pareja de Jeffrey en el baile de fin de curso. La pájara recuerda de aquella noche que su acompañante ni bailo con ella ni intento meterle mano para su desconsuelo. Lo que si hizo fue salir corriendo a mitad de la fiesta para comprarse una hamburguesa con patatas fritas.
Al cumplir los 18 años su hogar se hace pedazos, papa y mama se divorcian acusándose mutuamente de extrema crueldad. Por aquellos días Jeffrey cometió su primer asesinato. Steven Hicks era un joven que regresaba a su casa de un concierto haciendo autoestop y tuvo la mala suerte de ser recogido por Dahmer que le invito a la casa de sus padres para pasar un buen rato. Una vez alli Hicks quiso marcharse y Jeffrey le abrió la cabeza con unas pesas, arrastro el cadáver al sótano donde le descuartizo con un cuchillo de cocina. Se libró de él enterrándolo en un bosque cercano.
En 1978 Dahmer se marcho de Bath para cursar estudios de empresariales en la Universidad Estatal de Ohio. Dura poco allí debido a sus problemas con el alcohol, era habitual verle borracho en clase o tirado inconsciente por el campus. Para colmo de males su padre vuelve a casarse y a su nueva esposa no le llena nada el ojo el tarambana de su hijastro. Jeffrey se alista en el ejercito para ser expulsado poco después a causa de sus problemas con el alcohol, la droja y las peleas. Como no puede volver al hogar familiar termina en casa de su abuela Catherine Dahmer que no sabe la que se le viene encima. A pesar de acumular denuncias por escándalo publico entre las que hay una por masturbarse frente a dos niños consigue un trabajo en el Banco de Sangre de Milwaukee y comienza a frecuentar el Club Bath una sauna para homosexuales en la que terminan prohibiéndole la entrada porque acostumbraba a drojar hasta la inconsciencia a incautos que le acompañaban a los reservados y casi se carga a un tío. A finales de 1987 comienza a matar utilizando como base de operaciones el sótano de su abuela, cuatro incautos perdieron la vida alli abajo. Solía conocer a sus victimas en locales de ambiente gay para después llevárselos al sótano donde los narcotizaba para después matarlos, cortarlos en pedazos y practicar el sexo con los restos mutilados. A la abuela ya le empezaba a oler mal la cosa, sobre todo cuando una vez abrió la puerta del sótano y se encontró a su nieto y a otro hombre jugando al teto. En septiembre de 1988 Jeffrey abandona la casa de la abuela y se busca un pisito de soltero que le dura poco porque un día después de mudarse se lleva a un chico tailandes de 13 años que escapa por los pelos y va a la policía. Le ponen una fianza de 10.000 dolares que paga su padre a cambio de que vuelva con la abuela (imaginad la ilusión que le hizo a la mujer) donde aguantaría poco tiempo ya que se muda rápidamente al 124 de la calle 25 Norte, ese seria su templo de los horrores.
En la calle Norte Dahmer se llevó por delante a 13 hombres más con el método de ofrecerles dinero a cambio de que se dejen hacer unas fotografías en su casa, una vez allí les ofrecía una copa bien cargadita de narcóticos y cuando este hacia efecto comenzaba la casquería. Los descuartizaba, conservaba sus genitales y otras partes de su cuerpo en formol, hervía las cabezas para quitarles la carne y guardar los cráneos, canibalismo. Como podréis suponer la casa apestaba literalmente y los vecinos se quejaban pero al ser un barrio marginal no le resultaba difícil despachar a la policía con excusas que no habrían colado en un barrio pijo. Uno de los asesinatos de Dahmer refleja claramente esta desidia policial, Konerak sinthasomphone un joven de 14 años, aceptó ir a casa de Jeffrey a hacerse unas fotografías a cambio de dinero. Después de drojarle, Jeffrey se dio cuenta de que se había quedado sin cerveza y suponiendo que Konerak no iba a despertarse, salio a la calle a por unas birras. Konerak se despertó desnudo, magullado y desorientado a causa de la droja. Escapo de la casa y fue encontrado por una pareja de policías que habían sido alertados por los vecinos de que un menor se encontraba correteando desnudo por el barrio gritando incoherencias. Jeffrey volvió y se encontró el pastel, la victima libre y con la policía. Dahmer le contó a la pasma que el chico era un huésped suyo mayor de edad y que había bebido más de la cuenta, Konerak todavía bajo los efectos de los narcóticos no pudo replicarle. Los policías dieron la explicación por buena y se limitaron a hacer una inspección en la casa de Dahmer, que no debió ser muy concienzuda porque este tenia el cuerpo en descomposición de su victima anterior en el dormitorio. Cuando la policía se marcho Dahmer estrangulo a Konerak, practico el sexo con el cadáver, lo descuartizo y guardo su cabeza. Solo en América..........
El 22 de Julio de 1991 Jeffrey Dahmer atrajo a su piso a Tracy Edwards, le amenazo con un cuchillo e intento atarle. Edwards lucho con él y consiguió escapar, cuando la policía fue a casa de Jeffrey encontró en ella restos humanos, fotografías de cuerpos mutilados, cráneos y la documentación de dos de sus victimas. Dahmer fue detenido y condenado por 18 asesinatos a 15 cadenas perpetuas.

5 comentarios:

Belén dijo...

15 Cadenas perpetuas?

Joder, no hay vida que aguante eso...

Besicos

Ayshane dijo...

Lo mejor de todo es que allí se cumplen y jamás saldrá de la cárcel... ¿qué tendría en la cabeza? eso es lo que me gustaría saber... que se piensa cuando haces cosas semejantes...

besitos guapo!!!

funkforward dijo...

pobre incomprendido falto de amor materno...
un héroe es lo que es este muchacho!

El Cuervo dijo...

Bueno pues ahora el "angelito" está bien guardado, solo espero que no siga practicando sus cenas de gala en prisión con parte de la población. Saludos desde la finca.

Sr. Bateman dijo...

Para mi lo más fuerte en el caso de Dahmer (exceptuando que se follaba los craneos) es que la policía lo tuvo en sus manos un montón de veces y solo con que se hubiesen pringado un poquito más habrian evitado la mayoría de las muertes.