domingo, 5 de julio de 2009

BAD BIOLOGY

El sexo puede llegar a ser malo si controla tu vida, o que no importa lo jodido que estés porque en algún lugar del mundo hay alguien que esta fabricado a tu medida esas son las enseñanzas que se extraen de esta aleccionadora película del Sr. Frank Henenlotter. Jennifer es una fotógrafa a la que la naturaleza ha jugado una mala pasada, nació con siete clítoris, un deseo sexual incontrolable que tiene que satisfacer montándoselo con el primero que pilla y pare fetos deformes dos horas después de practicar el coito. Toma del frasco, por si fuera poco la bicha es bastante bruta en la cama y según tenga el día mata al pobre iluso al que acaba de fornicarse. Una angelita que se ha autoconvencido de que si Dios la ha hecho así es porque la ama y desea follársela. Entre reportajes fotográfico, sexo fugaz y partos transcurre la vida de nuestra protagonista hasta que aparece en su vida Batz un pobre muchacho que vive una existencia miserable a causa de su monstruoso pene mutante adicto a las drojas que debe inyectarle para mantenerlo controlado. La mantis del chumino insaciable y el joven torturado del pene yonki, una simetría perfecta. Como diría Quentin Tarantino la putita ha encontrado la polla de su vida.
Esta película no es apta para todos los estomagos, la verdad es que para los que no sean amantes de la serie B les va ha dar bastante grimilla sino asco. Teneis un pene mutante buscando hembras desesperádamente por toda una residencia femenina en la que seguramente es una de las escenas mas delirantes de la película y los monólogos con voz en off de Jennifer explicando su filosofía de vida que no tiene desperdicio, al loro con la escena en la que cuenta la primera vez que se bajo las bragas para su primer novio porque la reacción de este al ver los siete clítoris moviéndose dentro de la vagina es para mondarse.

La banda sonora es del rapero Prince Paul, colega del director y que seguramente hara las delicias de los amantes del Hip-Hop entre los que por si no lo habíais adivinado no me incluyo. Que le vamos a hacer soy un chico blanco al que no le entusiasman los pantalones anchos ni las cadenas en el cuello aunque por otra parte si Deedee Ramone saco un disco de rap es que algo debe tener aunque a mi se me escape.


3 comentarios:

funkforward dijo...

mecagoenlaputa, bien fácil lo tienes, esta noche en el Bohannon habrá para dar y tomar!!!

Sr. Bateman dijo...

Ojala estuviera en el Bohannon, pero mira la hora en la que escribo esto. Estoy encadenado en el baptisterio.

PeterPsych dijo...

jaja, esto es serie 'b'minúscula. Siete clítoris ni más ni menos. A veces uno solo ya es suficiente para devorarte.

Disfrutaremos del supervideo de youtube antes de que sea demasiado tarde.

El rap nació bien pero ha sido pasto de los que llevan los bolsillos del pantalón a la altura del tobillo. A mi personalmente me gusta, siempre y cuando no les vea los medallones.